Efecto mármol

Los interiores contemporáneos redescubren las formas y expresiones de las primeras décadas del siglo XX, una tendencia más relevante que nunca que involucra muebles, elementos de iluminación y superficies. Un estilo de vida inspirado en el Modernismo que estudiar y recrear a través de materiales contemporáneos y tecnológicamente avanzados como el gres porcelánico con efecto mármol.

Es interesante superponer fotos de época y creaciones actuales para descubrir cómo el gusto estético dominante del siglo pasado ha vuelto a caracterizar el diseño de interiores actual, proponiendo una vez más superficies de mobiliario atravesadas por suaves vetas. El gres con efecto mármol, precioso y elegante, se puede utilizar para suelos y revestimientos, mesas y cómodas, encimeras en cocinas y baños, interpretando el lujo en contextos elegantes y dando un toque glamour en ambientes más sencillos. Un material que, en sus multiformes variantes, puede combinarse tanto con colores vivos como con tonos neutros, incluso a través de acabados metálicos, como el oro y el latón, que realzan su elegancia.

Con las colecciones inspiradas en los mármoles naturales, hoy vuelve a ser posible amueblar cualquier espacio con las sugerencias materiales de variedades raras, cuyas canteras están prácticamente agotadas, o exóticas y difíciles de encontrar. A esto se añaden las ventajas, destacadas, que el gres ofrece respecto a otros materiales del pasado y del presente en cuanto a su labrabilidad, resistencia a las sustancias agresivas y facilidad de mantenimiento.